MABS 2018 calculará y compensará las emisiones de CO2 generadas durante el evento gracias a su acuerdo con ALLCOT

MABS 2018 calculará y compensará las emisiones de CO2 generadas durante el evento gracias a su acuerdo con ALLCOT

El evento de Management más relevante de España, MABS, cuenta este año con una novedad: se van a calcular y a compensar las emisiones de CO2 generadas durante el mismo. Para ello, los organizadores van a contar con la asesoría de la consultora de medio ambiente ALLCOT, mostrando así su preocupación por cuidar del planeta.

ALLCOT calculará las emisiones asociadas al consumo energético del Palacio Municipal de Congresos, donde tendrá lugar el evento; las emisiones producidas por los desplazamientos de los asistentes; las generadas por las estancias de hotel de los participantes y las asociadas a la utilización de materias primas, comida y bebida.

Una vez que se conozca el resultado y se analice cuáles han sido los principales focos de emisión, se darán pautas para intentar reducir las emisiones para el año siguiente. Pero por muchos cambios que se hagan para conseguirlo, al final es imposible tener cero emisiones. Sin embargo, hay una solución: cuando no se puedan reducir más, se pueden compensar.

La compensación de emisiones de CO2 se basa en la aportación voluntaria de una cantidad de dinero proporcional a las toneladas de CO2 emitidas. Ese dinero se invierte en proyectos que se encuentran en países en desarrollo y que pueden ser de energía renovable, de protección de bosques o de eficiencia energética.

El proyecto que han elegido los organizadores de MABS para compensar sus emisiones está situado en el estado de Pará, en Brasil, el Brazilian Rosewood Amazon Convervation (RMDLT). El principal objetivo del proyecto es proteger el frágil ecosistema de la Selva Amazónica de la deforestación desenfrenada, al tiempo que permite a los bosques degradados tener la oportunidad de regenerarse. Se evitarán en total unas emisiones netas de al menos 20 millones de toneladas de CO2 equivalentes, durante los 40 años de vida del proyecto. Este proyecto también apoya a 130 familias que viven de prácticas agrícolas de subsistencia y proporciona hábitats protegidos para los animales en peligro de extinción.

Comparte este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *